lunes, enero 08, 2007

El marketing y sus reveses

Aquí, Edmundo Paz Soldán sobre "Querida familia: 2"

(...) Los que han leído a este influyente escritor argentino descubrirán en varios pasajes un tono similar al de esa voz coloquial inconfundible de sus mejores novelas, en especial La traición de Rita Hayworth. Sin embargo, el efecto general es distinto: en las novelas de Puig, las cartas producen una sensación vivificante, incluso audaz: nos hallamos ante el escritor que se atrevió a prescindir de narrador y dejar que escucháramos directamente a sus personajes, y que incluso viéramos sus errores ortográficos a la hora de escribir. En cambio, como documento, las cartas a su familia son repetitivas, monocordes, planas. (...)

El texto completo, acá.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Es pariente de Silvio?

dijo que dijo...

De todos los lectores, el más despreciable es aquel que compra o deja de comprar un libro influido por una reseña, por un comentario. Este opera del siguiente modo: o bien codicia la sensación del opinador o bien la asume de antemano, la hace propia, sin probar el objeto.
Por ello el de crítico, el de opinador, es el oficio más abyecto del orbe junto con el de limpiador de cadáveres en Calcuta.
Y el que proyecte esto a cada cosa del mundo sensible verá que no queda nada.
Y ya me repugno haciendo este comentario, dando esta opnión. Me consuela saber que nadie me llevará el apunte. Así debería suceder con todo.

said que dijo...

Y el escritor que se congratula o se deprime por la opinión de un tercero sobre su obra ignora su ridícula condición de hormiga en este montoncito de fango.

Dios dijo...

Y que nadie venga a decir que el mundo es un amasijo donde es menester que alguien venga a marcar el rumbo.
Seis pies bajo tierra y olvido para todos. Y el que no quiera, ahí tiene, dos cazos.

vc dijo...

Que dia tenemos hoy...

Anónimo dijo...

Seis pies de tierra y uno más para Molina, ya que es tan alto.