martes, abril 10, 2007

Un pequeño paso para el hombre

Ahora sí, el cielo es el límite. Libreros del mundo, tomen nota:

distribucionentropia@gmail.com

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola. Tengo un pequeño chiringuito de libros en Cozumel (también hacemos tatuajes con henna, pero ésa es otra historia). Quería saber si me pueden hacer llegar dos ejemplares de la obra completa de juan ele ortiz. Acá eso sale mucho. Pega mucho entre los scubadivers y los springbreakers. Sería en consignación, pagaderos a ciento ochenta días luego de la venta, vía giro postal. Y manden también un par de catálogos, a ver si puedo mover la cosa en Playa del Carmen, otro polo lector de increíble potencial (acá nomás, cruzando con el ferry-boat). Muy atentos.

Anónimo dijo...

superchango, sos un bobo a la enésima potencia.

gz dijo...

Eh, por que agredir a súper, que parece un hombre de bien?
Súper: le enviaremos el material solicitado. También tenemos para ofrecerle unos rollitos de calculadora, donde juan ele manuscribía sus diarios: estamos ploteando unos facsímiles bastante bien parecidos, vienen en packs de cuatro. Pero igual fíjese que en playa del carmen tenemos una pequeña librería, dentro del blue parrots inn.

Anónimo dijo...

Sí, eso. ¿Por qué me ningunean? Yo todo esto lo hago de onda, eh. A mí no me cuesta nada agarrar y fotocopiar todo, anillarlo y venderlo por cuatro mangos (pura ganancia) en los all-inclusive de la cadena Marriot, junto con la t-shirt que dice "méjico me mata" y las espuelas de mariachi de plata azteca (perfectamente puedo bajar los pdfs por limewire, o hackearlos directamente de la librería del congreso de los estados unidos). Pero no, levanto pedidos, hago facturas tipo A, estoy inscripto en todos los contralores legales del estado de Quintana Roo, como se debe. En fin.
Y el despacho de libros del Parrot Inn fue clausurado por fallas en el dispositivo anti-ciclónico. Se temía lo peor. Gracias de nuevo.

Anónimo dijo...

Si anillás todo te va a salir mas que cuatro mangos superhango. vas a pérdida.