miércoles, enero 11, 2006

Cinco libros clave (1983-2005)

Mientras esperamos ser llamados a la ciudad de Avellaneda para auditar en sus quehaceres a las eminencias del Pantone (los jornaleros del off-set son, se sabe, hijos del rigor), nos tomamos un rato para imitar (hasta el plagio) la encuesta sobre literatura argentina que encontramos aquí . (Todo se debe, suponemos, a la influencia negativa de Nick Hornby, pero de algún modo hay que pasar el verano...)

Empezamos con los votos de Molina. No porque sean los más originales, ni los más floridos, sino simplemente porque son –por ahora– los únicos que recibimos. Ojalá la actitud proactiva de Ignacio, que contestó incluso antes de recibir la consigna, sirva para azuzar al resto de los encuestados (temerosos, una vez más, de enchastrar su imagen pública revelando sus preferencias por Federico Andahazi o por Silvina Bullrich).


Ignacio Molina:

“Música japonesa”, Fogwill
“El Desamparo”, Gustavo Ferreyra
“Los informes menores”, Osvaldo Svanascini
“El Pasado”, Alan Pauls
“Velcro y yo”, Martín Rejtman

47 comentarios:

smd dijo...

Aún me lo estoy pensando, pero por ahora vengo orientado para acá:
1. El libro de la cría de ranas (Cristian Massat y Julio Alvarez Luchia).
2. Yabrán, la otra campana (Beatriz Yabrán).
3. Sandro, el ídolo que volvió de la muerte (Graciela Guiñazu y Hector Ricardo García).
4. Diccionario de nombres propios (María Corrado).
Me falta el quinto.

gz dijo...

Y el nuevo diseño del blog, ¿te parece ermoso?

im dijo...

Pero los de smd (el de las ranas o el de los nombres propios) son del 83 para acá?

smd dijo...

a) Son todos estrictamente contemporáneos.
b) El nuevo diseño es lo más fermoso que vi desde el incendio del Hindenburg.

jm dijo...

El de las ranas te lo regalé yo, ¿cierto?

alberto leyseca dijo...

Y a mí nadie me vota? Yo pensé que esta era una editorial seria.

aptra dijo...

Sí, amigo, pero lo votamos por su programa en Utilísima Satelital.

cesar aire dijo...

y a mí??

canela dijo...

César: usted ES la literatura argentina.

Entropia (las apostillas) dijo...

No sé por qué pero intuyo la mano de rominapaula, esa famosa actriz, detrás de esta jugarreta de identidades.

Damián Ríos dijo...

Repito mi voto con una leve variación, para quedar bien con los de la casa.

Nadie, nada, nunca, de Juan José Saer.
Los pichiciegos, de Fogwill.
Crawl, de Viel Témperley.
La asesina de Lady Di, de Alejandro López.
Hidrografía doméstica, de Gonzalo Castro.

(En la otrra encuesta en lugar de Castro había puesto a Cucurto, pero ese día estaba medio en pedo)

Ah, que les vaya con el pantone. Yo estoy ahorrando para comprarme una pantonera, ¿uds tienen?

Anónimo dijo...

La verdad que sí, para poner a Cucurto entre los cinco hay que estar un poco en pedo.

Entropia (las apostillas) dijo...

Una estupenda selección, Damián. La elevaremos a su merecida condición de post. Me aterra un poco, sin embargo, el voto para Castro. Temo que al ver tus preferencias se dé más importancia de la que tiene y empiece a reclamar, no sé, liquidaciones de venta, adelantos retroactivos, limusinas, lo que sea que demanden los protagonistas del star-system literario local.
En cuanto a Castro, lo que se comenta –solapadamente– es que no nos piensa dar su próxima novela, sino que va a salir a golpear puertas de editoriales de mayor prestigio. No te extrañes que te visite uno de estos días, ofreciéndote su nuevo opus...

Entropia (las apostillas) dijo...

Y sí: tenemos un catálogo pantone que compramos durante el uno a uno.

gz dijo...

Después de un viaje de pesadilla a la tierra donde el Pantone ni es ley, ni es de real utilidad, pero no se puede evitar su juicio, vuelvo a este jermoso blogspot. Con John-Tate (y los otros responsables, pero que no fueron a la imprenta) soslayamos una de las erratas mas flagrantes y esotéricas de la literatura contemporánea. Como creo que es tema para un franco y jocundo Post, no ahondo, sólo diré que reimprimiremos una tapa, por lo demás, impecable.
Agradezco el recalibrado de su lista, Damián, y reitero lo sensacional que es su editorial, y que no pasa un día sin que comentemos admirados cómo es que alcanzaron la diabólica marca de 20 títulos editados en siete meses de 2005. Nos parece un logro supranormal.
Por otra parte, no creo merecer el lugar que le quité a ese indómito escritor que es Cucurto, pero me alegra mucho compartir el lugar con los que quedaron, muy especialmente el rarísimo Viel Témperley.

gz dijo...

John, rominapaula no utiliza mayúsculas. Y tampoco esos retruécanos (Aire, Leyseca). Y está en la montaña, varios cientos de metros por encima del nivel de los locutorios.

gz dijo...

Y antes de irme a dormir:
John, ¿podrás atacar con violencia inédita a la revista Rolin‘stone por su miserable política de dedicar sólo 1 de sus 110 páginas a la literatura, condenando a la buena de Marina Mariasch a nunca poder escribir nada sobre nada?

gz dijo...

Carai, no supe irme a dormir.
Mañana, con voluntad firme, intentaré una defensa del siempre vapuleable frederic andahazer (contestando en tarde las imprecaciones del Post original).
Me centraré en su colección de Harley-Davidsons de los años ‘40.

jorge herralde dijo...

El Infierno del editor tiene la forma de la Errata.

damián dijo...

Qué garrón las erratas. hay que verles el lado bueno: si tenés 150000 caracteres y te equivocaste en un par, igual sos un genio. Igual, reimprimir es un súper garrón. Nos pasó con "Rabia". Una tristeza
Ah, veinte títulos en 7 meses es de enfermos. Prometo cuidarme el próximo año.

cristopo dijo...

Deberían prestarle más atención a los buenos escritores patagónicos,
ya que no existen (y eso les
da un carisma inigualable).

Entropia (las apostillas) dijo...

Hacemos lo que podemos.

Anónimo dijo...

cristopo: quien no existe. los de la editorial o los escritores patagónicos??

cristopo dijo...

los de la editorial
entropia son capos.
Cristopo, que habla
en tercera persona como
chilavert, opinaba que
los escritores santacruceños
buenos son los que no existen, o existen con una existencia
demasiado inencontrable.

cristopo dijo...

o sea, los buenos escritores patagonicos no existen porque no existen los buenos escritores
patagonicos.

gz dijo...

Puras tautologías.
Han de existir excelentes escritores patagónicos.
¿Pero por qué esta fijación con la geografía?

cristopo dijo...

existir no es tan sencillo
y ser patagonico no tiene
que ver con la geografia (en bs as
hay mas patagonicos que en patagonia). Un escritor existe
cuando alguien lee sus libros.
Dime el nombre de algún buen escritor patagonico que hayas leìdo y mientras tanto Cristopo
tiene la razón.
Además, Cristopo está bromeando un poco. No sé si libros, pero
escritores patagonicos buenos ha de haber por doquier, de eso no hay duda.

Entropia (las apostillas) dijo...

Héctor Libertella es bahiense. ¿Eso computa como patagónico?

cristopo dijo...

Bahía Blanca no computa dentro
de patagonia, pero con tal de que
haya algún buen escritor patagónico podemos hacer el visto
bueno, si es que héctor es tan bueno como dices (su apellido
me suena a "Falabella" y Falabella
atenta contra la literatura).

gz dijo...

¿Vive gente en la Patagonia?
Es donde montaban televisores Aurora, ¿cierto?

cristopo dijo...

en patagonia se monta mucho,
no sólo televisores ý no sólo a las Auroras (a las Patricias ni te cuento). Eso es lo bueno de
la patagonia, y eso es lo malo
de la patagonia. Los televisores
atentan contra la literatura, eso
ya todos lo saben.

Molina dijo...

Confirmo que no, que Bahía Blanca no pertenece a la patagonia; todavía hay que hacer como 400 kilómetros hacia el sur (como bahiense, mi opinión es autorizada)

cristopo dijo...

exacto, los mapas también lo confirman. Así que estás a salvo: en bahia blanca puede haber buenos escritores.
¿Conoce usted a Libertella?

AmaliaS. dijo...

Ajá, veo que nadie vota.
Acá voy yo (inaugurando mi presencia en este –y en cualquier otro– blog):
La experiencia sensible, Fogwill
El desierto y su semilla, J. Barón Biza
La casa y el viento, H.Tizón
Glosa, J.J.Saer

Y en un quinto compartido: podrían estar La casa de papel de C.M.Domínguez; Sombras nada más, de Di Benedetto; algo de Sara Gallardo si es que dan las fechas, no sé; Cae la noche de Puig; y no leí El banquete de la araña de Esther Cross ni Las islas de Gamerro pero todo el mundo dice que están muy bien. Los leo y tal vez los agrego a la lista, quién te dice.

Entropia (las apostillas) dijo...

No, Amalias, el voto me lo tenías que remitir por la vía del imeil. Y yo luego lo transformaba en un post.

gz dijo...

Ahora su oportunidad se perdió para siempre.
Una oportunidad de oro.
¿Se tratará de las mismas Amalias que conocemos, las de José Mármol?

cristopo dijo...

¿A nadie le gusta Bolaño,
Cela, Rodrigo Rey Rosa?
La juventud está perdida.
¿Les gusta Saer?
La juventud está perdida.

osvaldo quiroga dijo...

Es Amalia Fortabat, que vota "El anatomista" como mejor historia novelada acerca del clítoris.

Anónimo dijo...

cristopo, todos esos autores son extranjeros

gz dijo...

Si, de los paises exteriores.

Anónimo dijo...

Claro, Roberto Gómez Bolaño es panameño. Y así todo.

cristopo dijo...

ah... era autores argentinos, ahora me quedo más tranquilo. Aunque Saer sí era argentino (la juventud entonces en eso sí está perdida).

Aguante entonces Libertella!
(y Juan Filloy),

pd: consulta: ¿porqué es tan odiado Andahazi en los círculos literarios? ¿solamente porque es un escritor pedante?

fabian c. dijo...

Andahazi escribió un cuento muy bueno titulado "El dolmen". Pero eso fue antes de que se diera cuenta de que, abandonando la literatura y dedicándose a fabricar best-seller, podía ganar más dinero.
(muchos de que, ojo con el queismo)

cristopo dijo...

Ah, ¿o sea que Andahazi es a la prosa argentina lo que Bennedetti
a la poesia latinoamericana y
fernando savater a la filosofia
hispana y Paulo Cohelo a la literatura existencial y
Bucay a los ladrones de bancos?

gz dijo...

Yo lo vi una vez en un bar del (cada vez menos) porteño barrio de palermo, sentado entre el gentío, transcribiendo a mano en un cuaderno de un (digamos) incunable del siglo XII, en actitud febril.
Quizás no esté mal lo que hace, en realidad. Nunca lo leí, y por lo general odio lo que me provoca la mecánica de lectura de los llamados ”best-sellers”, pero él parece muy concentrado en lo suyo, en cualquier caso; eso muchas veces es bastante respetable.

Steve Jobs dijo...

Lo importante es que difunde entre la comunidad literaria mundial la bondad de nuestros equipos informáticos.

gz dijo...

A propósito, vuestros equipos informáticos son todo amor, Steve, desde siempre.