martes, junio 27, 2006

Vendrá la beca y tendrá tu nombre

Queridísimo SMD,

No sé si a esta altura te interesa, pero me siento en la obligación de informarte que los demiurgos de la Beca Telerman recibieron nuestros biblioratos reglamentarios, los sopesaron, los ensobraron en papel Manila, los etiquetaron y nos extendieron un taloncito con el vistoso número 664. Calculo que ahora sólo resta esperar sentados a que empiecen a llover los cheques.
Qué habrá sido más difícil, me pregunto: ¿completar las nueve planillas del formulario B-7 del anexo XII, con la proyección del flujo de activos para los próximos tres años, u obtener el rótulo de LALCEC como “Editorial libre de humo” (condición sine que non del anexo noveno)? ¿Conseguir la certificación ISO 9000:2001 que pedía el acápite 33 del parágrafo undécimo, o falsear con cierto decoro las declaraciones juradas para ocultar nuestras tupidas cuentas off-shore? No sé. Quizás nada de eso. Quizás la prueba más compleja, el verdadero escollo (¿el decimotercer trabajo de Hércules?), haya sido llegar hasta la recóndita calle Villarino, sede del gélido Centro Metropolitano de Diseño, oculto entre los recodos del Riachuelo y la arquetípica rebelión del fango. Tomé taxis, micros de línea, remises, kombis-fantasma. Crucé avenidas (¿Montes de Oca?), diagonales, transversales, jirones, bulevares, alamedas, paseos (¿existe la planificación urbana más allá de la avenida Independencia? ¡Sí, sí!). Caminé, troté, pregunté, evadí el magnetismo de varios mojones turísticos, dudé, me ensombrecí, recuperé el rumbo, vi plazuelas, vi vehículos de tracción a sangre, vi trenes sobre-elevados (¿es que me sentía en Chicago?), crucé, galopé, llegué. Bueno. Gracias por todo. Tuyo,

jm

30 comentarios:

gz dijo...

De seguro ese subsidio no se nos escapa.
Pienso que el importe total podríamos apostarlo en la famosa partida de tenis.

smd dijo...

Juan, ¿seguro que es un subsidio? ¿No será una búsqueda del tesoro auspiciada por TelerMan, nuestro X-Men comunal?

Entropia (las apostillas) dijo...

Vos mismo, SMD, con tu prosa augusta (y con todos tus vicios de seductor teletipista), redactaste las ideas-fuerza de nuestra propuesta editorial. ¿Es que ya no lo recuerdas?

smd dijo...

No. Estaba todo muy oscuro.

gz dijo...

Recuerdo haber participado, al menos, en la confección de la servilleta de Corach, en un restorán semi-étnico.

SL dijo...

Acá me saco el sombrero, amigos entrópicos. Van tres años de subsidio y nunca llegué a tiempo para presentar todo. Me temo que luego viene el secretario de Cultura de Macri, que es uno que juega conmigo a la pelota los martes en el Tenis Club Argentino. Pero no por eso me dará la beca.
No me digan que hasta tienen habilitación!

JM: recomendación para el momento del cobro: te tomás el tren en Consti (paisaje siempre interesante para la literatura y otras yerbas, no por nada el Capitán Cook llegó y llegará lejos) y te bajás en la primera, Hipólito Yrigoyen: te deja en la mismísima Villarino a la que no llegan los taxis.

Mis más sinceros deseos de triunfo. En tanto virtual accionista de vuestra próspera empresa (partidos de tenis y sustracción de autores hermosos mediante) no espero menos que una leve participación en el presupuesto del Señor de los Anillos (léase Georgie Telerman). Un 5%, para ser concretos.

Luz dijo...

tu camino del héroe ha concluido jm. a partir de ahora, sos puro mito.

gz dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
gz dijo...

Yacht, los autores que usted llama “hermosos” (quién sabe en base a que alucinado criterio estético), llámense IM, o RP, no son negociables, pues ya no nos pertenecen: fueron expulsados. Son agentes libres, con sendos stocks incinerables a sus espaldas, que podríamos considerar venderle a precio de saldo; y pegarles, usted, una etiquetita que diga Siesta, ahí donde decía Entrompita.

Molina dijo...

Aclaro que a mí no me ha llegado ningún comunicado oficial, ni carta documento, ni aviso de rescisión. Mi conducta y mis derechos como autor édito siguen siendo regidos por el contrato de edición otorgado por instrumento privado y firmado por ambas partes un medidía caluroso del año pasado en la mesa de un bar palermitano. Contrato cuyas 17 cláusulas de su copia legalizada por escribano público ya están siendo minuciosamente analizadas por mi buffete de abogados.

Entropia (las apostillas) dijo...

SL: Tenemos la habilitación, tenemos el informe de situación crediticia NOSSIS, tenemos una carretilla llena de fotocopias legalizadas en Azcuénaga 280, tenemos libredeuda de patentes, ceroocho firmado y libreta sanitaria (la de SMD, por su adicción al sildenafil y a los poppers, fue más ardua de tramitar); tenemos sustento teórico, capacidad de ejecución y caprichos de diva; tenemos certificado de buena conducta, pasaporte al día y tarjetas de descuento para Newport. Fuimos tan aplicados que calculo que el afrancesado mismo vendrá a entregarnos en acto público la gigantografía de un cheque de siete dígitos. Da por hecho tu cinco por ciento. Estimo lo usarás para aligerar la fila de tres millones de poetas que se agolpan en las puertas de Siesta.

gz dijo...

Juan: ¿no les mandaste a los chicos los telegramas colacionados?

SL dijo...

JM: entiendo mal o lo que estás proponiendo es la compra de gas sarin con mi 5% para proceder a un genocidio de poetas?

Anónimo dijo...

alcanzaría con algunos puñados de sal gruesa para eliminar a la gran mayoría de poetas vernáculos

Anónimo dijo...

¿Gas Sorín?

Entropia (las apostillas) dijo...

Eugenesia literaria?! No te vi decir cosas así en el canal a. Te morigeraron en la sala de edición?

SL dijo...

no tengas duda (no vi el programa). Pero me escribieron muy ofendidos poetas-con-poemas-bajo-el-brazo. Dije que la literatura era una chantada, eso no salió?

Entropia (las apostillas) dijo...

Sí, sí, eso sí salió, claro. (Una boutade digna de Fogwill, o de Terranova.) Yo me refería a tus ideas de exterminio masivo.

Anónimo dijo...

exterminio iglesias, justicialista y encuadernador...

SL dijo...

Perdón, me temo que el copyright de la idea es tuyo: "aligerar la fila de tres millones de poetas"

gz dijo...

Pero por favor, Llach, estoy seguro que se trata de una confusión: Juan se refería al pago de regalías.
Nosotros, en Entropía, nunca exterminamos a nuestros autores.

jm dijo...

¡Siniestro intérprete de mi inocencia, Llach! Me refería a miles de libritos de Siesta, pequeños, repletos de versos.

SL dijo...

hm. por si acaso, veo que vas bajando de millones a miles: capaz zafás de La Haya y te juzga una corte del fuero intelectual.

gz dijo...

Pero, en un momento tan delicado, en el que todos deberíamos estar en mimesis con la albiceleste... ¿Será el primer gol de Riquelme en el mundial el que nos teletransporte a la siguiente ronda, Llach? ¿Usted que cree?

SL dijo...

que no

gz dijo...

Que pena, Llach.
Igual comparto la formación que usted propone en su diabólico blog, y lo cito:
“El Pato (Fillol), Stafuza, Ruggeri (el árbol de la defensa), el Gran Capitán y el Mariscal Perfumo. Simeone, Gallego, Ratín y Heinze. Ayala y Ayala.”
Extraordinario.
Ojalá nuestro técnico infantil se ilumine y pare un equipo profundamente defensivo. Y si Román no puede con los alemanes, entonces ya no veré nunca más futbol, y me refugiaré en el tenis.

gz dijo...

Ay, José, dijiste que habías aprendido la lección, de cara al mundial, en ese amistoso contra Inglaterra, que ganábamos 2-1, y sacaste a Román, y en seis minutos perdimos.

SL dijo...

ah, oh

Anónimo dijo...

que te pensas que si llegas a la avenidad montes de oca estas fuera de tu mundo? pero hacete ver que bastante niños en tu cabeza te faltan!

Anónimo dijo...

gelido'''''''''?????????POR QUE GELIDO???????? HACIA FRIO??????