lunes, mayo 08, 2006

Boom!

(...) Haciendo un gran esfuerzo estoy leyendo (sacados de la Biblioteca Municipal de la calle 53, frente al Museo de Arte Moderno) a todos los autores de habla hispana que están tallando en el momento, sobre todo los que gozan de la aprobación de Carlos Barral. Y la verdad es que el cuadro me está resultando de una pobreza terrible, sobre todo después de leer el chatísimo “Siglo de las luces” de Alejo Carpentier, un cubano que en París han llevado a la cumbre, y es nada. (...) [Abril ´66]

(...) Mamá, me preguntabas si había leído algo de Donoso. Sí, hice un gran esfuerzo y leí dos, salteándome muchísimo porque es de una pobreza y chatura de no creer, escribe como un escritor mediocre... de hace cien años, es lo más tonto que hay. (...) [Octubre ´66]

(...) Saqué de la biblioteca “La Rayuela” de Cortázar, bastante simpática pero media pobretona. Al principio me gustaba mucho pero después entra a repetirse y chau. Tiene menos escrúpulos que yo, que tengo terror a repetir los trucos, la nueva novela es novedad tras novedad. (...) [Noviembre ´66]

(...) En estos meses he estado leyendo muchos de los “grandes” de Barral, no me gusta ninguno, el mejorcito es el peruano Vargas Llosa. En estos días leí uno que me regaló el mismo Barral, de Luis Martín Santos, un tipo que dio un gran campanazo con su primera novela, “Tiempo de silencio”. Es un plomo. Estos comunistas siempre en el mismo error, escriben las cosas más ajenas al gusto popular, con el afán de enfocar todo desde el ángulo social se mandan unos plomos impresionantes. Tanto que hablan del pueblo y no saben dirigirse al pueblo. Barral especialmente es un caso, en el fondo es un niño bien recalcitrante, se muere si le faltan sus bebidas, sus cigarrillos importados, sus camisas con iniciales. (...) [Junio ´66]

(...) Leí una novela de Mallea: “La ciudad junto al río inmóvil”, es tan mala que resulta interesante, es como un tratado de cómo no escribir una novela. (...) [Mayo ´64]

Resulta que descubrí una sección de literatura argentina en la biblioteca de la Quinta Avenida y me vino curiosidad. Una antología de poesía desastrosa, Norah Lange, Ulises Petit de Murat, Silvina Ocampo, todo catastrófico. Lo único que me atrajo fue lo de Alfonsina Storni, mucho más sincero, me saqué ahora un volumen entero de ella, para ver si la impresión es real. (...) [Mayo ´64]

Besos,

Coco_

[fragmentos de "Querida familia", Tomo 2, correspondencia de Manuel Puig]

14 comentarios:

gz dijo...

No era tan fan del boom, Coco, al final.

Entropia (las apostillas) dijo...

¿Barral vive? ¿Sigue usando camisas con iniciales?

cristopo dijo...

A juzgar por la apasionada exigencia literaria de los gustos de Coco, calculo que Alfonsina Storni le habrá caído bien sólo
porque se suicidó.

olco dijo...

que espectacular encontrar un post nuevo y de tanta calidad todos los dias

arriba entropianos

jm dijo...

¿olco ironiza?

gz dijo...

Oh, vamos, ¿cuánto le pagó Tatín por ese comment, Olco?
Cuesta creer que no sea sarcástico. Porque lo que es Tatín, salvo hoy, viene posteando cualquier macana.

jm dijo...

Injusto! Vivo para el glob.

olco dijo...

No cobro, groso blog: todos los posts, jocosos.

olco dijo...

Post - Coco: fogoso.

Elle dijo...

¿Olco, Orozco?

Luz dijo...

Al fin un post!

gz dijo...

No se haga ilusiones, Island, el blogger-master sigue trabajando a reglamento.

Entropia (las apostillas) dijo...

Un post-per-day. Tal cual figura en el contrato. Ni uno más, ni uno menos.

gz dijo...

Una pústula diaria, diría yo.
Truán.