martes, mayo 02, 2006

Rubber soul














Querida A.,

Entiendo que las disposiciones legales vigentes nos obligan a estigmatizar todos los ejemplares de difusión y prensa. Aunque yo lo veo más como un impulso de profesionalización empresaria, o casi casi como un gesto de amor al prójimo...
En un primer momento, es cierto, pensamos en la siguiente leyenda: "Señor periodista especializado, este libro es propiedad de la señorita Sanz, por favor no lo malvenda en Parque Rivadavia", pero nos encarecía demasiado la matriz, así que optamos por lo que ves acá arriba (19 pesos iva incluido). Bueno. Espero te guste mucho. Tuyo,

JM

5 comentarios:

gz dijo...

Cortesía ejemplar, Juan; Amalia va a estar encantada.

Entropia (las apostillas) dijo...

Esperemos que sí. Lo contrario me arruinaría la semana. Puse tanto de mí en esta estampa auto-entintante.

gz dijo...

Es hermoso, Juan. Me recuerda a cuando pensábamos hacer los libros de entropía en tapa dura, con una imagen pegada dentro de un cuño, y el texto sellado, así, con un matasellos.
Felizmente primó la razón.

Elle dijo...

Parecen los sellos que le ponen en la peluquería a la revista Gente, tipo "Peinados Gladys. No llevar". Pero supongo que cumple con su fin.

gz dijo...

Que no te escuche Juan, ese sellito es toda la fortuna de su corazón.