miércoles, marzo 01, 2006

Griales (2)

Pequeños editores de la Argentina, uníos y tomad nota: aquí los cinco consejos finales de la revista PyME para perdurar en el fangoso mundo de las industrias culturales. En este caso, lo que NO hay que hacer.

1. No es un proyecto hippie. Se busca ganar dinero aunque no sea la principal motivación para poner en marcha el negocio.
2. No hacerse la pregunta “¿por qué lo haría?”, sino más bien “¿por qué no?”. En principio nada es una locura. En este campo, incluso el proyecto aparentemente más delirante quizás merezca al menos ser analizado.
3. No suele existir una competencia feroz con las otras PyMEs del rubro. Es bastante habitual que, cuando no se da abasto para satisfacer la demanda, se pasan los trabajos a las empresas colegas.
4. El socio capitalista no recibe un trato diferencial, como el que sí suele dispensarse al artista, que es comprendido en su sensibilidad y desorden.
5. No es ficticia la “buena onda” que se le atribuye a los emprendimientos de este tipo. Los climas de trabajo generalmente son amenos, alegres y relajados.

10 comentarios:

gz dijo...

No entendí, ¿de que se trata? ¿de cómo llevar adelante una toma de rehenes?

Loli dijo...

6. No asociarse con amigos.


(en cualquier emprendimiento comercial)

Entropia (las apostillas) dijo...

¿Comercial? ¿Y eso?

Anónimo dijo...

Entropía es una PYME?

gz dijo...

Es una corporación.

Entropia (las apostillas) dijo...

Es cierto. Y manejamos categorías tan rigurosas como las que plantea la revista PyME: "buena onda", "artista sensible", "proyecto hippie".

Entropia (las apostillas) dijo...

¿O era artista con capacidades especiales?

gz dijo...

Y el respeto por la “sensibilidad y el desorden”.

alberto j. dunken dijo...

Sí, y eso de la ausencia de competencia feroz en el rubro también es cierto. Sin ir más lejos, a muchos de los autores que rechazo por condiciones insuficientes les sugiero que envíen sus manuscritos a editoriales-colega, como ésta.

smd dijo...

¿Amenidad?, ¿alegría? No sé si lo estamos logrando.
Relajo: de eso sí tenemos.